Portada del sitio > Actualidad > Editorial > El Anti-PSOE

El Anti-PSOE

Jueves 5 de enero de 2017, por DENAES

El inicio del año viene cargado de conflictos. En medio de la encarnizada pelea dentro del partido no nacional Unidos Podemos entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, del creciente cuestionamiento del liderazgo del presidente Mariano Rajoy y la limitación de su mandato, del cada vez más evidente y repugnante adoctrinamiento secesionista, hasta en las cabalgatas de Reyes Magos en Cataluña –ante lo cual el Gobierno, una vez más, no ha hecho nada–, de que la revista estadounidense Político señale a Puigdemont como una de las personas que podría arruinar Europa en 2017; en medio de todo ello junto a diversos atentados yihadistas, al inicio de la semana saltaba la noticia: en la calle Ferraz ha sido abierta una nueva sede del Partido Socialista Obrero Español. Como si de un cisma religioso se tratara, los partidarios del dimitido Pedro Sánchez han comenzado a organizarse en una sede alternativa de cara al próximo congreso del partido y en contra de la gestora que ahora mismo dirige, no con demasiada fuerza, el partido.

A 500 metros de la hasta ahora única sede del Partido Socialista, la plataforma RecuperaPSOE ha abierto una sede alternativa para promover la afiliación de nuevos militantes –al parecer han sido ya cientos los que se han acercado a hacerlo pero muchos no han podido–, así como de todos los actuales militantes socialistas que quieran hacerlo. Colocando además, en su escaparate, un rojo rótulo con el nombre de la plataforma y el lema «Afíliate. Que nadie decida por ti» –todo lo cual no deja de tener ciertas semejanzas con el famoso derecho a decidir–. Ante tal apertura, el PSOE ha anunciado que emprendería acciones «legales y estatutarias» porque entienden que el surgimiento de esa nueva sede, crítica con la existente, puede ser «una usurpación de la imagen, de las siglas y de los símbolos del partido», un anti-PSOE. De modo que, como se informó a la Agencia Efe, en el partido han recurrido a sus servicios jurídicos para que se adopten «las medidas oportunas para velar por los derechos de los militantes y del partido». A lo cual ha respondido la cismática sede que el de ellos «es un trabajo humilde, voluntario y únicamente pretende que se aumente y recupere la militancia en el PSOE, algo que debería alegrar a todos».

Algunas fuentes cercanas a Pedro Sánchez se han apresurado a desligarlo de tal iniciativa, manifestando que la apertura de esta sede alternativa no les parece lo más adecuado, pues no beneficia al partido ni a los sectores críticos con la dirección del mismo. RecuperaPSOE no deja de señalar que la iniciativa no va en contra de nadie, sino que su única pretensión es el asesoramiento de la ciudadanía, recoger «la voz de las bases» y fomentar la filiación y participación de cara a las primarias. Manifestaciones que, muy a su pesar (o no tanto), son propias del antiguo dirigente del partido.

Como desde DENAES hemos señalado anteriormente, la necesidad para la Nación de un PSOE fuerte y unido –tanto para contrarrestar a Unidos Podemos como para garantizar la gobernabilidad del país–, no podemos dejar de llamar ahora la atención, con cierta alarma, ante tales hechos. Es claro que el PSOE no está en su momento más fuerte y en medio de un proceso de «refundación», así pues, que en este momento crítico surja dentro del mismo seno del partido una escisión tan clara como para tomar lugar en una nueva sede, sólo puede llevar a debilitar aún más el partido y quitarle todavía más crédito. A esto hay que añadir los constantes tumbos ideológicos y pactistas del partido en los últimos tiempos. Todo lo cual nos arroja la imagen de un partido completamente disgregado y sin rumbo que, siendo tan importante para la democracia española, sólo puede ser un peligro para la misma si termina de perder las riendas de su dirección. Por ello desde DENAES no podemos más que exhortar a la unidad del mismo, a no alargar más esta débil situación, criticar iniciativas cismáticas como la comentada (por muy débil que sea) y alentar al Partido Socialista para que encuentre un rumbo claro; un rumbo que tenga siempre a la vista la defensa de la unidad de la Nación, cosa que el PSOE actual no siempre hace.

Fundación para la Defensa de la Nación Española.