Portada del sitio > Actualidad > Editorial > Entrevista: Iván Vélez. Por Carmen Álvarez Vela

Entrevista: Iván Vélez. Por Carmen Álvarez Vela

Jueves 5 de abril de 2018, por DENAES

“…la mayor amenaza se concentra en Cataluña, región rota en dos mitades. De prosperar el proyecto golpista o una solución que ofrezca más privilegios y discriminaciones de las existentes, me temo que la balcanización de España es cuestión de menos de una década”.

Arquitecto, escritor, filósofo de la historia, Iván Vélez (Cuenca, 1972) ha sido nombrado recientemente Director Ejecutivo de la Fundación DENAES (@fdenaes), y acaba de reeditar su libro “Sobre la Leyenda Negra” con nuevos capítulos.(https://www.edicionesencuentro.com/libro/sobre-la-leyenda-negra-090000040.html @EEncuentro)

-¿Qué es DENAES?

DENAES es una fundación que busca aquello que compone su acrónimo, es decir, la Defensa de la Nación Española desde la sociedad civil. Se trata, por lo tanto, de una plataforma apartidista que busca, en un tiempo de grave crisis nacional, el fortalecimiento de una nuestra sociedad política, la española, cuya realidad, que no proyecto, se ha constituido a lo largo de siglos.

-¿Por qué surge la fundación?

La Fundación DENAES nació hace doce años, cuando España daba ya muestras evidentes de hallarse en grave riesgo de balcanización, cuando son visibles los efectos de una estructura que ha constituido pseudoestados y ha levantado fronteras cada vez más visibles, entre compatriotas.

– ¿El español está orgulloso de serlo?

Por diferentes motivos, muchos españoles sienten rechazo por su propia condición, por su pertenencia a España, nación que incluso para un Presidente del Gobierno es «discutida y discutible». A esta situación se ha llegado por la desidia, precisamente, de esos Gobiernos centrales que han dejado en manos de la hispanofobia militante la imagen de la nación y la enseñanza, en este caso falsaria, de su Historia.

– Entonces, los españoles seríamos las primeras víctimas de la llamada Leyenda Negra, sobre la cual tú has escrito. Ahora has reeditado tu libro y amplías el contenido. ¿Qué aportas de nuevo en él?

Yo no diría que somos los primeros, pero sí los que más la han asumido, causándonos con ello un enorme daño. En la reedición aporto, además de algunas otras tempranas referencias el rótulo, nuevos enfoques que tienen que ver con los procesos de independencia de las naciones hispanoamericanas y la iconoclasia que afecta a los símbolos imperiales españoles

-¿Por qué crees que se identifica el patriotismo con la derecha?

Me parece que esta identificación, que denota una profunda ignorancia, tiene que ver con unos símbolos que la autodenominada izquierda, es incapaz de asumir, pues anda enredada en confusas ideas de sesgo federal, confederal o abiertamente sediciosa, que hunde sus raíces en el oscuro mito de la cultura, cuando no en postulados racistas. Por otro lado, en España, derecha se dice de muchas formas, y no precisamente patrióticas en bastantes casos.

-Alguna responsabilidad tendrá la izquierda en esto…

Ha tenido la irresponsabilidad de renunciar precisamente a ideas tan aparentemente propias como la igualdad entre ciudadanos. Se ha encamado demasiadas veces con las burguesías locales. Ello sin olvidar aquel extraño maridaje llamado diálogo cristiano-marxista, cuyos efectos son bien visibles.

-¿Cuál es la diferencia entre nacionalismo y patriotismo?

También nacionalismo se dice de varias maneras. Patria remite a la tierra de los antepasados, al territorio, mientras nacionalismo parece vincularse más con proyectos políticos más concretos, con soberanía propia, si bien toda sociedad política exige un territorio donde asentarse. En el caso de España, ocurre, y esto ha de subrayarse, que a los proyectos secesionistas, que buscan la construcción de naciones soberanas, se opone una suerte de nacionalismo español, buscándose con ello una equiparación. Se trata, en definitiva de una burda manipulación, pues los nacionalismos fragmentarios sólo lo podrían llegar a ser tras el robo de parte del territorio a la nación realmente existente: España.

-¿DENAES es una fundación nacionalista española?

Si por defender a la Nación española se quiere tildar a DENAES de nacionalista, no hay problema. No somos un colectivo acomplejado que pueda erosionarse por recibir este tipo de calificativos. Buscamos el fortalecimiento de la ciudadanía española, sólo posible dentro de nuestra nación: España.

-¿DENAES tiene ideología?

Puesto que la ideología se mueve en la pugna entre grupos, DENAES tiene como ideología el combate de todas aquellas ideas que tratan de erosionar, e incluso aniquilar, a la nación incluida en nuestro nombre.

-¿Cuál crees que es la mayor amenaza que tiene España ahora mismo?

Sin duda, la mayor amenaza se concentra en Cataluña, región rota en dos mitades. De prosperar el proyecto golpista o una solución que ofrezca más privilegios y discriminaciones de las existentes, me temo que la balcanización de España es cuestión de menos de una década. Por otra parte, la solución de un problema de tanta envergadura y trayectoria histórica, requiere de mucho tiento y mucho tiempo.

-Respecto al País Vasco ¿podemos imaginar una manifestación como la del 😯 en Barcelona en Bilbao, San Sebastián o Vitoria?

Los efectos de tantos años de terrorismo, unidos al alto nivel de vida obtenido allí en gran medida tras los chantajes que tenían a las pistolas en la retaguardia, hacen muy difícil que eso se produzca. Las únicas movilizaciones que se han dado últimamente tienen que ver con determinado tipo de feminismo y con las pensiones…

-Una pregunta dolorosa, ¿se ha perdido el País Vasco definitivamente?

Se ha cedido casi todo. En materia de fiscalidad, nos hallamos ante una situación inadmisible que sólo puede sobrevivir apoyada en el cortoplacismo y sectarismo que caracterizan a los partidos mayoritarios que no me atrevo a calificar de nacionales.

-¿Qué papel ha tenido el sistema autonómico en la situación actual?

Un papel decisivo, pues bajo la excusa de la descentralización administrativa, se han ido configurando pseudoestados. Se han exacerbado las diferencias y las desigualdades entre ciudadanos. El resultado, exceptuando algunos logros, es muy negativo.

-¿Existe algún remedio? ¿Nuestros partidos están a la altura de las circunstancias?

El remedio pasa por recuperar competencias, especialmente la de enseñanza. También por un control muy estricto de las inversiones tanto locales como las que buscan la articulación de una paradiplomacia que busca menoscabar la imagen nacional.

-¿Por qué es necesaria la defensa de la nación española?

La Nación, quien nos otorga las libertades, la que nos da la ciudadanía. En el caso español, además, nos conecta con una importante parte constitutiva de la realidad política e histórica del mundo: la Hispanidad.

*https://carmenalvarezvela.wordpress.com/2018/04/05/entrevista-ivan-velez-por-carmen-alvarez/amp/?__twitter_impression=true